Llevan al congreso federal tema de migrantes haitianos en México

Redacción/La Realidad 

Con el objetivo de construir una estrategia en conjunto para mejorar el trato hacia los migrantes, este pasado martes, la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, que preside el zacatecano Alfredo Femat Bañuelos, recibió al encargado de Negocios de la Embajada de Haití en México, Sr. Luc Garvey Jean Pierre, así como al consejero de la Embajada, Jean Claude Lappe.

En la reunión también estuvieron presentes el diputado Hugo Rafael Ruiz Lastre, presidente dela Comisión de Derechos Humanos; funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INAMI) y de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE); y representantes de la Comunidad de haitianos en México.

El tema principal que se trató fue la situación de los migrantes haitianos en México,particularmente en Chiapas y las perspectivas en torno al Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

Los funcionarios del INAMI presentaron un informe sobre en qué consiste la atención que brindan a la comunidad haitiana en los centros migratorios, particularmente a los grupos vulnerables, que incluyen servicios de salud y regularización migratoria.

Por su parte, los representantes de la SRE explicaron los alcances del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica como un proyecto a mediano plazo. Dijeron que dicho proyecto ha tenido buena recepción y disposición de colaboración no solo de la CEPAL, que ayudó en la conformación del plan, sino también de la ONU y la OEA, así como de la Unión Europea y algunos países como Alemania y España, en particular.

Las peticiones que hicieron los representantes de la Embajada de Haití se centraron en flexibilizar los plazos para la regularización de la situación migratoria delos haitianos en México, así como en la ver la posibilidad de incluir a Haití en el marco del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

Tanto los funcionarios del INAMI, como los de la SRE se llevaron las propuestas para analizarlas y los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores y de Derechos Humanos se ofrecieron como facilitadores del diálogo entre las partes.