T-MEC, instrumento de competitividad, prosperidad y bien común para América del Norte: Geovanna Bañuelos

Redacción/La Realidad 

Ciudad de México. – La aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos de América y Canadá (T-MEC), en materia comercial, da un claro mensaje respecto de la voluntad del pueblo mexicano para fortalecer los lazos con América del Norte aseguró la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre.

Al fijar la posición del grupo parlamentario del PT a favor de la ratificación del T-MEC, la coordinadora de la fracción resaltó la importancia de consolidar lazos económicos y de desarrollo; pero sobre todo de buena vecindad.

“No sólo buscamos que esta región del mundo siga siendo ejemplo de intercambio económico que pueda incidir en la vida de más de 490 millones de pobladores de esta parte del continente. Buscamos hermanarnos a través del fruto de nuestro trabajo, del intercambio de nuestros productos, del progreso mutuo”, mencionó.

En tribuna, Geovanna Bañuelos resaltó que el T-MEC es un instrumento de competitividad, de prosperidad y de bien común para América del Norte.

Sostuvo que el acuerdo comercial aporta nuevos elementos para fomentar el desarrollo de México, al establecer obligaciones específicas en materia de comercio digital, buenas prácticas regulatorias, medio ambiente, laboral, patentes y propiedad intelectual, competencia y competitividad; así como el fomento a las micro, pequeñas y medianas empresas.

En el tema de medio ambiente, Geovanna Bañuelos apuntó que este tratado contempla la implementación de altos niveles de protección a los ecosistemas y la obligación para los tres países de crear leyes que sean efectivas para el entorno.

En materia de corrupción, señaló que se busca adoptar nuevas legislaciones que fortalezcan la transparencia e inhiban la corrupción a nivel gobierno; además, se crean mecanismos para combatir la corrupción al interior de las empresas y establece la cooperación intergubernamental entre autoridades para mejorar las prácticas.

“En el marco de este acuerdo comercial, se concretó la reforma laboral que permitió la modernización y democratización de las organizaciones sindicales mexicanas con el objeto de garantizar los derechos laborales y la recuperación del salario real. Una lucha que todos quienes simpatizan con el Partido del Trabajo han dado, hemos dado”, enfatizó.

Sin embargo, la coordinadora petista hizo un llamado para que el Gobierno de México fomente el desarrollo del campo mexicano y la creación de la industria nacional; apueste por la distribución equitativa de la riqueza; y sobre todo, recupere la rectoría económica en sectores clave.

“Es fundamental que aprendamos de los errores del pasado para que este instrumento comercial le permita a México ejercer su soberanía sin la posibilidad de amagos por parte de intereses extranjeros, así como que la riqueza y el progreso que se generen, se distribuyan equitativamente entre la población”, sentenció.

Finalmente aseguró que la integración económica de Norteamérica es, sin lugar a dudas, un paso fundamental para el desarrollo, pero llamó a no dejar de lado los esfuerzos de cooperación para que pronto pueda concretarse el libre tránsito de personas.

“Seamos socios con respeto a nuestra soberanía, Seamos socios para fortalecer el desarrollo laboral y humano. Seamos aliados”, concluyó.