“El hámster del presidente”; un cuento para leer este Día Internacional del Libro Infantil

Por Alejandro Ortega Neri

El presidente de la república usaba un abrigo lleno de bolsillos, ahí guardaba todas las cosas que necesita alguien que debe gobernar:un silbato para llamar la atención, las llaves de la cárcel por si debía liberar a un preso, caramelos para endulzar las malas noticias, una cámara para retratar a sus ciudadanos favoritos y un sándwich de jamón de pavo por si le daba hambre durante las largas ceremonias a las que tenía que asistir”.

Este el inicio del nuevo cuento del prolífico escritor Juan Villoro titulado El hámster del presidente, una fábula en el que animales y niños participan de la política, pues cuando se descubre que el mandatario, en uno de esos 24 bolsillos carga consigo un hámster, a quien hacer llamar Genaro III y que es además quien le ayuda a tomar decisiones, se desata el escándalo.

Encolerizado por el descubrimiento, gracias a un niño muy inteligente llamado Ruy, el presidente comienza a prohibir los dulces, por lo que las calles se llenarán de manifestaciones en las que las consignas serán ¡Chocolates,paletas y libertad! A decir del autor, esta es una historia para demócratas de 6 años que son quienes dentro de dos sexenios podrán transformar la democracia mexicana, y es que la fábula invita tanto a lectores pequeños como grandes a la participación que debe venir después de la indignación, pues cada vez, en el cuento, más dulces son prohibidos y “un país sin dulces es un país amargo” dice el narrador.

Con cierto guiño orwelliano Villoro pone el peso de las decisiones gubernamentales en un hámster, además de que con un lenguaje directo explica a los pequeños lectores la democracia, pues en la historia se conforman partidos políticos como el Chocolate Nacional, Gomita Ciudadana, Caramelo Tricolor y Turrón Partido, quienes propondrán a sus candidatos a la presidencia,mismos que debatirán en televisión abierta en el que el conductor Ricky Reiting será quien modere.

Con el amplio rango de voces y géneros que caracteriza la escritura de Juan Villoro, El hámster del presidente parte de la literatura infantil -nada fácil- para plantear que no basta quejarse cuando algo no está bien, sino que hay que participar para poder cambiarlo.

Ilustrado por Luis San Vicente, el cuento viene a ser un acercamiento a la importancia de formar ciudadanos informados y participativos,y que este 2 de abril, fecha en la que se estableció el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, viene a presentarse “como anillo al dedo” para que los pequeños lectores se formen en los quehaceres de la participación ciudadana, pero sobre todo en el maravilloso placer de la lectura.