ENTREVISTA| Errante Estrella y la fotografía de los cuerpos disidentes

Por Alejandro Ortega Neri

Errante Estrella  encontró en los cuerpos poseídos por el vogue el bello lugar donde fijar su mirada, enfocar el objetivo y disparar con la pasión necesaria para contener el mundo.

Desde hace 3 años, la joven fotógrafa nacida en a Ciudad de México ha retratado a la comunidad LGBT en una de sus manifestaciones artísticas más emblemáticas: el baile vogue, en el cual, dice, busca cuestionarse el género así como la sensualidad, la sexualidad y la diferencia de los cuerpos y la belleza que reside en cada uno de ellos. Tras la lente, Estrella comenzó a cuestionarse así misma y lo sigue haciendo, lo que pone a prueba que tomar fotografías, en el movimiento, es ocultar el rostro tras una cámara, pero en el resultado es desnudar el alma mediante imágenes congeladas en fracciones de segundo.

Sí hay algo que caracteriza a la comunidad LGBT y todas las letras que se han sumado al movimiento, es la gama policromática que inunda sus ambientes, colores de algarabía, de sensualidad,sexualidad, libertad. Sin embargo Estrella opta por dejarlos, usualmente, a un lado en su foto monocromática en la que los rosas, los amarillos, los rojos o el dorado se visten, de manera elegante, en escala de grises: “Mi fotografía es en blanco y negro porque me gusta que la gente imagine más allá de los colores”.

Al adentrarse en la comunidad,con su cámara cosida al cuello, Errante Estrella –como firma su trabajo- se enfrentó a la violencia que padecen los integrantes de los diversos colectivos.Por lo que, consideró, que parte primordial de su trabajo, debía ser, además de rescatar la belleza, visibilizar las diversas situaciones que vive la comunidad desde hace años.

“Yo quiero visibilizar los cuerpos disidentes y todos los pensamientos que surgen de ahí, y cuestionarnos otros tipos de vínculos amorosos, de familia, de amistada, contigo mismo y cuestionarse también los placeres” comenta Estrella, quien al iniciarse en el proceso documental de su trabajo jamás creyó que se enfrentaría a un ejercicio de introspección.

“Yo no creí que mis fotos generaran eso. No era la intención. Algo que tienen mis fotos es que yo veo estos cuerpos,estas personas muy bellas. Me enamoré la primera vez, y trato de reflejar esa belleza. Lo que hice diferente es acércame a la comunidad, escucharles, y yo también reflejarme en la foto. Yo me cuestioné en decir, ´ese cuerpo se me hace lindo, no es hombre, no es mujer, es alguien no binario´. Yo me reflejé; lo que estaba pasando en mi vida, que era cuestionarme mi género, mi sexualidad. Es una introspección. Fue muy fuerte, porque de repente me di cuenta que por más de 20 años de mi vida creí ser heterosexual y de repente ya no”, dice Estrella,quien ahora se define como “pansexual”, alguien que no se fija en el género sino en las personas.

La idea de Errante Estrella es hacer un documental de largo aliento sobre lo que ella llama “los cuerpos disidentes”, primero en México, y posteriormente, espera, en América Latina,pues le interesa que la gente sepa que existe el vogue y que es bailado por cuerpos cuya belleza la fotógrafa descubrió precisamente detrás del lente. Al visibilizarlos se les da existencia,dice Estrella, quien además intenta que mediante su arte la gente no se reprima y se cuestione.