PREFERIRÍA NO HACERLO| A un mes del FCZ poco sabemos del programa general.

Por Alejandro Ortega Neri

El próximo 13 de abril, justo dentro de un mes exactamente, dará inicio el Festival Cultural Zacatecas 2019 y la programación que conocemos hasta el momento es poca.

El Instituto Zacatecano de Cultura nos ha acostumbrado a que el anuncio del programa general lo hace con muy poco tiempo de anticipación para ser un festival importante, y en este año,a diferencia de los dos anteriores que ha tocado a la administración tellista,parece que el mecanismo para anunciarlo ha cambiado aún más, pues hemos visto caer, como pequeñas gotas de una grifo descompuesto, el anuncio de algunos músicos que estarán presentándose, mediante las redes sociales gubernamentales.

Ya sabemos que los eventos lounge del amaliato terminaron, que las decepciones del alonsismo han quedado atrás, y a pesar de que se espera el anuncio oficial del programa completo este año, no me desanima la forma en la que lo están haciendo, aunque debo confesar que me parece también que puede ser un arma de doble filo para los que lo consumimos.

Si anunciarlo así en redes sociales forma parte de una estrategia  cautelosa ante el fantasma imponente de las tradicionales cancelaciones, entonces me parece oportuno, porque me orilla a pensar que sí ya están anunciados es porque están seguros.  Pero, por otro lado, puede ser preocupante porque pudiera parecer también que no está listo y el tiempo se nos viene encima. Aunque espero estar equivocado en el segundo punto.

Con lo anunciado hasta el momento,al menos nos han hecho saber que el FCZ, como sugirieron desde el inicio de esta administración, mantendrá su carácter “cultural” lejos del espectáculo barato que caracterizó al sexenio anterior. Goran Bregovic y los Creedence son hasta el momento las cartas más fuertes, aunque también se antoja conocer un espectáculo con holograma cómo será el de María Callas que atiende a la temática del FCZ de este año. Por ahí suenan otros nombres como Mon Laferte o Enrique Bunbury, pero aún no se ha visto publicidad oficial, y ya sabemos que no faltará la típica presentación de un tenor acompañado de mariachi (¡qué hueva!) y la Internacional Sonora Santanera que será teloneada por La Orquesta de Beto Díaz (bostezo).

Hasta el momento lo más decepcionante ha sido el anuncio de Matute, una banda que vive de covers  que parece que sería más propia de una boda de ricachones que de un festival cultural. Pero falta ya un mes y aún no hemos conocido el resto de la programación ¿debemos preocuparnos señores y asesores del IZC, o podemos estar tranquilos?

Sabíamos que la agenda cultural de este año sería todo un reto debido a los recortes presupuestales del gobierno de la 4T, por lo que a un mes nos queda pedir, con las manitas bien juntitas, que el resto del programa ojalá sea en la línea de Bregovic y no en la de Matute, porque si es así, les suplico que no hagan una presentación oficial porque no sé si mi corazón aguante una decepción festivalera más, y si hay cancelaciones, menos. Pero escribir de éstas, como dijera el Bartleby de Melville, “preferiría no hacerlo”.