PREFERIRÍA NO HACERLO| Disculpe las molestias; cineteca en lamentable estado

Por Alejandro Ortega Neri

Hoy por la tarde en las instalaciones de la Cineteca Zacatecas, en el marco de la 65 Muestra Internacional de Cine, se exhibirá El infiltrado del KKKlan (2018) de Spike Lee y una de las funciones promete ser especial porque contará con los comentarios doctos del director de la Cineteca Nacional, Alejandro Pelayo, quien frecuentemente visita Zacatecas pero que en esta ocasión lo hace quizá en uno de los peores momentos.

No bastando con que el acceso dela calle Dr. Hierro sea un desastre, algo que no compete a las autoridades de cultura, al interior de la cineteca parece que también, como en la ciudad, todo se derrumba, y ahí sí les compete a las autoridades mencionadas.

El pasado lunes asistí a una función más de la muestra, Un asunto de familia (2018) de Hirokazu Kore-eda se proyectó en la sala Antonio Aguilar.Primero nos encontramos en un espacio que además de ser de proyección, funge como bodega de sillas amontonadas que le restan espacio y comodidad. Luego vino la dificultad para sentarse, porque el pasillo estaba bloqueado por un proyector de emergencia, que se estaba utilizando para sustituir a los de las salas que así, sin más, nos dijo el encargado de la proyección, se descompusieron.

La ubicación del aparato provocó también que viéramos los fotogramas de Kore-eda incompletos, pues los que llegaron tarde a la función, en su afán de encontrar asiento, tapaban con su cuerpo la luz que proyectaba el filme del nipón. Lamentable.

Por eso digo que don Alejandro Pelayo llegó quizá cuando la casa está patas arriba, aunque espero, por otro lado, que sea una llamada de atención, o al menos les provoque tantita pena a los que administran la cultura en Zacatecas, pues tener unas instalaciones así no es digno de un estado y una ciudad que vive, se alimenta y bebe cultura todos los días.

Por Twitter anunciaron que estaban trabajando en la reparación de los proyectores de ambas salas, espero que así sea, porque la cineteca es un valioso espacio que no solamente proyecta filmes de autor y de culto que no llegarán a las salas comerciales, sino también porque se ha convertido en un lugar que da cabida a los creadores emergentes locales que están ávidos de dar a conocer sus trabajos cinematográficos y a la formación de los mismos mediante los talleres.

Finalmente espero que a Alejandro Pelayo no se le ocurra utilizar los baños de la ciudadela, los únicos del lugar, pues se caracterizan por la suciedad, la escasez de agua y la falta,siempre la falta de un bendito papel higiénico. ¿Con la lana que cobran por prestar el inmueble para fiestas no les alcanzará para comprar un paquetito?Pero bueno, escribir de eso en esta ocasión, como dijera el Bartleby de Melville, “preferiría no hacerlo”.