SEGURIDAD| A Noé lo delató la mirada

Redacción/La Realidad

Jamás pensó que desviar la mirada significara perder la libertad. ¿Acá, tan lejos? ¿Cómo supieron que era él? Se le acabó el viaje, Calera de Víctor Rosales en Zacatecas, fue el último sitió que lo vio libre después de viajar más de mil 800 kilómetros sorteando a la autoridad.

Fue en la calle Manzano donde Noé desvió la mirada y el nerviosismo lo traicionó. No imaginó que la colonia la Huerta fuera hacer vigilada. Una camioneta negra, de la Policía Metropolitana de Zacatecas, se paró junto a él. Inquietud. Por más que intentó no mirar a los ojos a los elementos que le hicieron el alto, las fuerzas flaquearon.

Accedió de manera voluntaria a ser revisado. Primero su persona, luego sus pertenencias. No traía con él nada prohibido. No armas, no drogas. Lo malo, para él, es haber sido Noé de 28 año de edad, pues sus datos generales aparecieron en la Plataforma México que indicaron que tenía una orden de aprehensión vigente por el delito de Homicidio Doloso en Ciudad Juárez, Chihuahua. Fue detenido y puesto a disposición de la autoridad competente. A Noé, que caminaba libremente en Zacatecas, fue su mirada quien lo delató.

Con información de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP)