5 canciones para recordar bailando a David Bowie

Por Alejandro Ortega Neri

Hoy se cumplen tres años sin David Bowie aquí en la tierra, pero ignoro cuántos años luz sin él, porque Bowie no murió -me dice la vocecita de una fan a mis espaldas-, solo se regresó al espacio de donde venía. Ziggy Stardust, Aladin Sane, Hunky Dory, The ThinWhite Duke o The King Goblin o como quieran recordarlo es inmortal,omnipresente, con una larga constelación de obras que permanecen ahí, intactas en el firmamento, para recordarnos que no estamos solos.

“Bowie no era una estrella de rock cualquiera, ni una colección de clichés mediáticos e insulsos sobre la bisexualidad y bares de Berlín. Fue alguien quien hizo de la vida algo menos trivial durante un período de tiempo tremendamente largo” escribió el filósofo británico Simon Critchley en su breve ensayito titulado Bowie, y coincido plenamente con él, pues el Duque Blanco habló con especial elocuencia a los desafectos, a los incómodos con el color de su piel, a los inadaptados sociales, a los marginados, los excéntricos, los considerados como bichos raros,a los excluidos y lo hizo sentir como héroes, aunque fuera por un día. Con su música los arrastró a un mundo íntimo que era una fantasía pero también una tierna tierra de amor. Por eso hoy recordémoslo bailando con estas cinco imperdibles.  

 Sound and vision

Desde el arranque “Sound and vision” es imposible no mover el cuerpo y sentir la buena vibra de la rola.Incluida en el undécimo álbum de Bowie, titulado Low (1977), el track forma parte de ese cúmulo de canciones minimalistas que significaron para el Duque Blanco un nuevo sonido, más electrónico y vanguardista, pero también una liberación de una etapa en la que imperó la adicción a las drogas y la destrucción.  Low forma parte de la llamada “Trilogía de Berlín” y sin el trabajo en conjunto con Brian Eno y Tony Visconti el sonido y la visión quizá no hubieran sido lo mismo. Sube el volumen y que no te sorprenda el azul eléctrico.

Rebel Rebel

“Rebel Rebel” fue el primer sencillo del octavo disco de Bowie Diamond and dogs (1974), un álbum que fusiona la novela 1984 de Orwell con la propia visión post-apocalíptica del querido camaleón. “Rebel Rebel”, más que bailable, es una inyección de adrenalina, una dosis de un súper poder para caminar de frente y que todos se abran a tu paso mientras en los audífonos suena a todo volumen. Con obvia influencia de los Rolling, “Rebel Rebel” es esencial para recordar a Bowie en un día como hoy.

Let´s Dance

“Let´s Dance” desde el nombre te invita a que muevas el esqueleto a un ritmo de funk muy fiestero que se contrapone con la voz grave de Bowie pero que genera una mezcla interesante. En este disco y por supuesto la rola, se contó con la participación del famoso guitarrista Stevie Ray Vaughan y es considerado como uno de los más comerciales del músico e incluso el más vendido. Así es que a bailar.

https://www.youtube.com/watch?v=VbD_kBJc_gI

Golden Years

“Golden Years” es una rolita para no darle tregua a unos buenos pasos. Grabada en 1975 e incluida en el álbum Station to Station, el track es funk puro y bonito, que busca emular la época dorada de Broadway y que incluso, según Bowie, le fue ofrecida a Elvis Presley pero éste la rechazó. No sabemos si fue porque venía de un cocainómano y sabemos que el Rey luchaba hasta con pistola en contra de las drogas. Y es que la rolita surgió de la primera sesión de grabación del álbum, una etapa en la que Bowie estaba más inmerso en las adicciones, allende a eso el álbum y la rola se posicionaron y llegaron al top ten pronto tanto en Estados Unidos como en Reino Unido.

https://www.youtube.com/watch?v=JUuRGRcY9O0

Magic Dance

Incluida en el sound track original de la película Labyrinth (1986) de Jim Henson, en laque Bowie interpreta a King Goblin, “Magic Dance” es para bailar en una fiesta rodeado de personajes sui generis y extrovertidos, aunque quizá lo más cercano que tengamos para emular la escena de la película es programarla a todo volumen y poner a los sobrinos a bailar con nosotros, obviamente hay que escoger pronto el personaje de Bowie. En unade sus etapas y personificaciones quizá más glam, Bowie puso a bailar a todos los seres imaginarios de la tierra.  Inolvidable.