FIL2018| Moonspell y su metal gótico harán retumbar la FIL

Por Alejandro Ortega Neri

Guadalajara, Jal.- La Feria internacional de Guadalajara es un espacio abierto a las ideas, el diálogo y a todas las manifestaciones artísticas, académicas, literarias y sociales que por primera vez, en 32 años de existencia, tendrá un concierto de heavy metal que estará a cargo de Moonspell, banda inscrita, según sus propias palabras, en el metal gótico y que vienen como parte de le delegación invitada de honor que este año es Portugal.

Fernando Ribeiro, Miguel Gaspar, Pedro Paixão, Ricardo Amorim  y Aires Pereira arribaron ya a Guadalajara para participar en varios eventos, pues además del concierto del sábado 1 de diciembre en el Foro FIL, el grupo estará participará en la presentación de Lobos que fueron hombres,su biografía, además de una charla a cargo del vocal respecto a la banda y la cultura portuguesa.

Moonspell presentará en el concierto 1755, su más reciente álbum cantado completamente en portugués y con arreglos orquestales que gira en torno a la gran destrucción de Lisboa en ese año debido a un terremoto. Es parte dela historia “una cosa que todos aprendimos en los salones de la escuela y que creímos que podría dar un gran disco” dijo Ribeiro, quien agregó que por ser también un concierto como invitados de honor, tocarán algunos temas que reflejan la historia de la banda como “Opio”, “Vampiria” y “Alma Mater”, por mencionar algunos.

“Va a ser un concierto muy bueno porque no me acuerdo de un concierto en México que haya sido malo” dijo el vocalista lusitano. 

El que Moonspell esté como invitado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara no es una mera cortesía, la banda, desde sus inicios ha mostrado en la creación de sus letras una complejidad literaria destacable además de notables influencias de grandes escritores de su país como es, en un primer momento Fernando Pessoa, en el disco Irreligious y posteriormente José Luís Peixoto en Antidote.  

El concierto está programado alas 9 de la noche en el Foro FIL, la entrada es gratuita y se espera que arriben camiones de fanáticos de estados aledaños, algo que Ribeiro agradece porque dice que para el verdadero fan de Moonspell no importa la distancia,algo muy diferente a lo que sucede en Europa “donde somos muy cínicos y queremos que las bandas vayan a tocar hasta nuestra habitación”.

En tiempos en que en ciudades suspenden conciertos de bandas de metal por considerarlos satánicos, la FIL ha abierto sus micrófonos a Moonspell y al metal en general y es muy seguro que retumbe por el sonido y la voz que saldrá de los lobos que fueron hombres.  

Foto: Alejandro Ortega Neri