FIL2018| El deber de todo cronista es dar información más que adornar textos: Leila Guerriero

Por Alejandro Ortega Neri

Guadalajara, Jal.- La crónica, ese género anfibio que se mueve con naturalidad entre la literatura y el periodismo, se ha ganado su lugar en las eventos estelares de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y en este 2018 se ha logrado llevar acabo el primer Encuentro de Crónica que cuenta con la visita de reconocidos artífices que se reúnen para analizar, debatir y compartir sus experiencias entorno a ese ornitorrinco, como le llamó Juan Villoro alguna vez.

Para esta edición se ha contado con la visita de Magali Tercero, Patricia Fernández y Fernanda Melchor, en una primera mesa en la que la joven veracruzana, autora de Aquí no es Miami, señaló que “una de las cosas más placenteras de escribir crónica es la investigación de los detalles para poder describir mejor, para poder pintar con las palabras algo que sucedió en realidad”.

En la segunda sesión, se pensó sobre los retos que enfrenta el género en una mesa que contó con la presencia de Jaime Abello, presidente de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), quien fungió como moderador, así como de la periodista argentina Leila Guerriero, el colombiano Felipe Restrepo y el venezolano Alberto Barrera Tyszka.

Para Guerriero, la crónica latinoamericana no está anclada a modelos narrativos norteamericanos, como se afirma, y a pesar de que después de un boom se cayó en la fatiga, el género tiene apenas 20 años y es aún muy poco tiempo para que se le pida una renovación. Uno de los problemas, para la autora de Una historia sencilla, más allá dela estructura, tiene que ver con los temas que se abordan, pues difícilmente,dijo, una crónica que no hable de muerte, violencia o inseguridad, ganaría un premio. Sin embargo, señaló, el deber de todo cronista, más allá de los temas,es dar información más que adornar los textos.

Barrera Tyszka manifestó, por su parte, que uno de los problemas que desde su perspectiva ve, fue que la crónica se convirtió en el único modelo de hacer periodismo, en un paradigma,aseveración que fue cuestionada por Guerriero, quien señaló que si lo ha hecho el mercado es algo ajeno al periodista, porque para a argentina todos los géneros, si  están bien escritos, son buenos.

Fotos: Alejandro Ortega Neri 

Los participantes coincidieron y celebraron que la crónica haya llegado para quedarse en muchos sellos editoriales que, paulatinamente, han comenzado a abrir colecciones especializadas en el género. Lo preocupa, dijeron, son los obstáculos que enfrentan muchas veces los periodistas en cada país, pues algunos, se dedican más a resistir que a hacer periodismo.