ENTREVISTA| Samuel Segura: “el metal es una fuerza arrolladora que te permite salir adelante en la vida”

Por Alejandro Ortega Neri

Guadalajara, Jal.-El heavy metal  ha tenido que abrirse el paso a codazos y patadas en el culo, al igual que lo hacen sus frenéticos devotos encada mosh pit, para que en las sociedades se le deje de concebir como “puro ruido” o “música del diablo” y se le comience a tomar en serio como una manifestación artística merecedora de apreciación, atención e incluso de investigaciones, como  lo demuestra esta edición de la FIL, en la que además de tener en venta libros como La historia del heavy metal de Andrew O´Neill o la biografía de Metallica Nacer, crecer, Metallica, Morir de Ian Winwood y Paul Brannigan, tiene programado un concierto de la banda portuguesa Moonspell, además de la presentación de su biografía y el libro de poesía de Fernando Ribeiro, el vocalista.

Entre la producción monstruosa de libros que se exhiben en la FIL, una nueva novela retoma el género también,para al ritmo de trash metal, sacudirla cabeza de los lectores. Se llama Metal y fue escrita por Samuel Segura (México 1987), el joven baterista de Asedio,banda del Estado de México, y que le ha hecho merecedor del segundo Premio de Novela Juvenil “Universo de Letras” 2018 al que convoca el Fondo de Cultura Económica.

Metal cuenta la historia de una chica baterista que lleva un vacío en su alma, pues su padre, una antigua leyenda del metal, al morir le ha heredado una maldición punzante y milagrosa. Para descubrir y cumplir con su destino, la chica deberá rescatar a Roberta, la batería Artstar de su progenitor, e intentar comprender su pasado que ha vuelto para atormentarla y llevarla por el mismo sendero de destrucción y soledad que marcó a su padre.

Samuel Segura, quien viste una playera de Napalm Death y encima una chamarra de cuero, para dejar en claro su esencia, piensa, ahora de manera más consciente, que el ritmo de su novela es similar al del trash metal, seco,cortante, pues no se detiene en descripciones ni en embellecer la escena, sino en las acciones concretas, de ahí que lo relacione con el subgénero que practica con su banda, pues su escritura, piensa, es como los “tupas tupas” dela batería trashera, un golpe al bombo y la tarola repetidamente sin parar y a una gran velocidad.

A pesar de que el concurso premia a la literatura juvenil, ese término tan controversial y discutido, Samuel señala que no la pensó como una novela ni éste ni de cualquier género, pero lo que sí considera es que puede ser leída tanto por gente joven que adulta.

Metal, por supuesto, tiene como un personaje importante al propio género musical, el cual es tratado por el joven autor desde dos caras: la usual satanización, y la que él concibe para su propia existencia: “una fuerza arrolladora que te permite salir adelante en la vida”, pues el metal abarca muchas cosas, asegura, no sólo es satanismo,  que sí lo hay y de manera deliberada, pero también abarca los grandes temas como la literatura. “Sin duda,el metal para mí es una forma artística muy importante, me atrevería a decir que es como la nueva música clásica, -José Agustín dixit- en cuanto a complejidad instrumental y composiciones. El metal tiene una riqueza extraordinaria”.

Como todo buen libro que tenga  la música como personaje e hilo conductor de una historia, Metal incluye un soundtrack variado, desde el epígrafe que es un fragmento de la rola de Los Ángeles del Infierno “Maldito sea tu nombre”,  que era el título original del libro, pasa por todos los subgéneros del heavy metal haciendo clara reverencia a los clásicos como Judas Priest, Slayer, Metallica, IronMaiden, aunque también se le da espacio al black metal con bandas como Immortal o Celtic Frost.

Metal obra que de manera unánime seleccionaron como ganadora los escritores Andrés Neuman y Fernanda Melchor por la solidez de su narrativa, el tratamiento del personaje principal y la estructura, viene a posicionar aún más en el campo de la literatura a Samuel Segura, quien se dice fan de hueso colorado de Metallica, a pesar de “St. Anger” y “Lulu”, de quien el propio Armando Vega Gil, el mítico integrante de Botellita de Jerez, ha hecho sendos elogios.  

Foto: Alejandro Ortega Neri